Mobirise

Destileria SHELL Dock Sud

E n la Dársena de inflamables, Shell Capsa posee la terminal más moderna del país, comparable con las mas avanzadas del mundo.
Esta terminal cuenta con tres muelles aptos tanto para pequeñas embarcaciones fluviales como para buques oceani- cos de gran porte, habiendose operado con buques de 95.000 toneladas de desplazamiento.
Anualmente operan en esta terminal aproximadamente 600 buques, con un movi- miento en el año 2003 de 4.250.000 m 3 de producto, lo que significa aproximadamente el 40% del movimiento de todo el puerto.
El porcentaje de ocupación total de los muelles de esta terminal durante el último semestre fue del 60%. La terminal fue construida por Shell CAPSA e inaugurada en 1993, con un costo de construcción del orden de US$ 30 millones.

Fue diseñada con elementos y equipos de última generación en lo referente a la operación de buques tanque, preservación del medio ambiente y seguridad del personal y las instalaciones, constituyéndose en la terminal más moder- na en el país, para la recepción y despacho de hidrocarburos. 

Dentro de su moderno equipamiento se pueden men- cionar los siguientes equipos:

brazos cargadores hidráulicos con alarmas y sensores de operación; cada muelle cuenta con cinco brazos cargadores. 

La terminal dispone de Sala de control de operaciones con comando de apertura y cierre de válvulas a distancia, circuito cerrado de televisión en todos los muelles, panel de control y alarmas de líneas y válvulas de operación, alarmas de conta- minación entre productos, piletas colectoras de derrames con alarmasde nivel y arranqueautomático de bombas de aspiración hacia líneas de refinería por alto nivel. Asimismo cuenta con sistemas de telemedición por radares de todos los tanques de refinería, con indicación de temperatura, nivel, volumen y caudal de operación.

Cuenta también con sistema de control de tráfico por radar con posicionador satelital e indicación de rumbo y velo- cidad, estación meteorológica, sistema de comando del sistema de incendio con apertura de válvulas, rociadores, monitores con sus correspondientes controles de movimiento, etc.

La terminal se encuentra equipada con mecanismos para prevenir y combatir derrames de hidrocarburos, contando entre otros con barreras de contención, skimmers, bombas, dos embarcaciones de apoyo y trabajo. 

La totalidad de la dársena, –la cual es compartida con otras dos empresas petroleras– está provista de un avanzado siste- ma de extinción de incendios, el cual posee una sala princi- pal, con tres bombas principales de 720 m 3 /h cada una; cuen- ta también con dos bombas chicas “Jockey” de 30 m 3 /h cada una para mantener el sistema presurizado en forma perma- nente a 4 Bar aproximadamente. Mediante la apertura de dos hidrantes se despresuriza la red y por medio de un sistema de automático, arrancan las bombas de incendio, manteniendo la línea en 10 Bar de presión. Dispone también de tres tan- ques de espuma interconectados, con 30.000 lts de capacidad. 

Los muelles están equipados con tres monitores de incendio cada uno, los cuales son utilizados por medio de comandos a distancia. Toda la puesta en marcha y utiliza- ción del sistema se realiza desde una oficina ubicada al pie del muelle, a unos 200 m de la zona de riesgo.

Actualmente se está realizando el tendido de nuevas tuberías desde refinería hasta los muelles, las cuales permi- tirán operar durante la carga de naftas con un sistema de “Recuperación de Gases”.


Esta moderna infraestructura, la primera en el país, reducirá a cero la emisión de gases durante estas operaciones y, al mismo tiempo, recuperará dichos vapores en tanques de decantación por medio del condensado de dichos gases. Se estima que estará operable aproximadamente para julio del corriente año.

La terminal se encuentra certificada (como el resto de la Refinería) bajo las normas ISO 9002, ISO 14.001 y OHSAS 18.000.Hacía apenas semanas que había comenzado la Primer Guerra mundial y al puerto de Buenos Aires arribaban mensualmente numerosos barcos. 

Pero en el bosque de mástiles y chimeneas se destacaba el San Melito: allá por 1914 era el buque petrolero más grande del mundo y traía una carga de fuel oil y asfalto mexicanos enviados por la Royal Dutch Shell a su primer representante en el país, la Anglo Mexican Petroleum Products Co., que tenia un parque de tanques en Dock Sud.


Ese 10 de septiembre comenzó la larga historia de Shell en la Argentina. Al año siguiente, de esos tanques partió una red de cañerías para abastecer de combustible a clientes industriales. Shell operaba un departamento de asfaltos con técnicos especializados en vialidad y una flotilla de buques cisterna para abastecer a los más de 60 navíos que cada día recalaban en el puerto en Buenos Aires. En 1917, Shell comenzó a explorar su primera concesión en la cuenca del Golfo San Jorge, en Comodoro Rivadavia, un área de 9.000 hectáreas. En1920 empezó la comercialización de diesel oil en tambores de 800 litros y envíos al interior. A ocho años de llegar al país, la presencia de Shell estaba madurando. En 1922, Shell lanza su primera marca de nafta, “Energina”, vendida en carros tanque. En Mar del Plata se inauguraron los primeros surtidores “Little Junior”, que despachaban a razón de tres litros por minuto. En todo el país se vendía a domicilio el kerosene “Aurora”, una verdadera revolución en los hábitos cotidianos de los argentinos.

Con la Primera Guerra Mundial ya en el recuerdo, el parque automotor en el país se expandía rápidamente. Shell abría depósitos y sucursales por todo el país. En 1923, se inauguró el depósito de Casa Amarilla en el barrio de La Boca, que recibía vagones tanque desde Dock Sud.o Mexican Petroleum Products Co. Ese 10 de septiembre comenzó la larga historia de Shell en la Argentina. Los primeros pasos fueron cargamentos regulares de productos bituminosos de 500 a 1.000 toneladas para clientes como Cervecerías Palermo. Para fin de año, Shell estaba terminando de construir seis tanques en Dock Sud para almacenar productos pesados y ya comercializaba en el mercado argentino el Transoil y el Ordoil, ambos aceites de uso industrial. (Fuente: www.shell.com)